• Connie Arango Weddings-Bodas en Cartagena

Boda Pascale & Ernesto

CiudadCartagena - Colombia

Fecha Marzo 03, 2012

Regresar

  • Connie Arango Weddings-Bodas en Cartagena

Soy canadiense y llevo viviendo en Bogotá 7 años. Me casé hace un año en Cartagena. Con mi esposo que es colombiano, quisimos hacer nuestro matrimonio allá, ya que fue el lugar donde nos comprometimos y a la vez queríamos que mi familia y amigos conocieran este lugar tan bonito y especial que tiene Colombia.

Al principio, estuvimos tratando de organizarlo en un hotel en Barú, y tuvimos muchos contratiempos con la logística y el lugar. Después, alguien nos recomendó una gente en Cartagena que organiza eventos, y la experiencia no fue positiva. A 5 meses del matrimonio, no teníamos NADA organizado y estábamos frustrados, tristes y estresados. Y así, como de la nada, alguien me recomendó a Connie de Sabor y Gusto.

Fue un ángel que llegó del cielo y todo comenzó a fluir. Decidimos casarnos por lo civil, así que teníamos que hacer todo el proceso de papeles de notaria, y Connie nos ayudó con todo. La llamábamos, o mandábamos correos y SIEMPRE nos respondía a tiempo. Estuvo siempre súper pendiente de nosotros y no tuvimos que ir a Cartagena para verificar nada ya que ella misma fue varias veces a cuadrar todos los detalles. A la llegada a Cartagena una semana antes del matrimonio, pudimos pasar toda la semana con nuestras familias sin ningún tipo de estrés y nos desentendimos casi de todos los aspectos logísticos.

El día del matrimonio, Connie tenía todo bajo control y todo fluyó impecablemente, pudiendo disfrutar completamente del día sin tener que mover un dedo. Nos recomendó un grupo de son cubano en vivo que fue espectacular! Además, la ceremonia, la comida y la fiesta fueron un éxito total. Hasta hoy, cuando pensamos en este mágico día, no podemos imaginarlo sin Connie y su equipo. De todo corazón, te felicitamos a ti y a todo el equipo de Sabor y Gusto por habernos dado este regalo que guardaremos en nuestras memorias como el mejor día de nuestras vidas.